¿Por qué RRHH es tan importante en la Transformación digital? La necesidad de invertir.

¿Quién no ha sabido comunicar una petición para una inversión que ayude a la organización en el camino de la Transformación digital? ¿Quién no ha tenido dudas para hablar con los mejores para obtener conocimientos que marquen la ruta para una gestión del cambio sostenible y exitosa?

 ¿Quién no ha sentido inseguridad al ver la necesidad de actualizarse en materias que estimaba que tenía que ser ya conocedor? 

Necesitamos seguir aprendiendo, es algo que ocurre de forma habitual y permanente. Ahora más que antes, las presiones de aprendizaje provienen por cambios en las formas de trabajar o la tecnología a implantar, o bien por modificaciones en las metodologías o fundamentos de las propias tareas que hacemos. Y un ejemplo es que las tecnologías están llegando más rápidamente que nuestra capacidad lineal de aprendizaje. Necesitamos nuevas formas de adquirir conocimiento.

Nos vemos obligados a adecuarnos a esos cambios, pero algunas organizaciones no ayudan porque no prevén las sacudidas en la carretera en la Transformación digital o piensan que no hay manera de esquivar los agujeros de la carretera o suavizar sus baches.

Quizás te pase como a mí, que ves la Transformación digital como un enmarañado nudo de cables. Pero lo superé y si yo pude tú también lo harás. 

Por eso en este artículo te muestro diversas claves para que puedas argumentar la importancia de invertir en conocimientos y experiencia como responsable de Recursos Humanos en el entorno de la Transformación digital desde la perspectiva de las personas. 

Significa conocer una ruta para acompañar a las personas y equipos de la organización durante todo el proceso de cambio con éxito. Es desarrollar el rol de Agente del cambio y así superar las resistencias con la satisfacción de los implicados y en beneficio de la organización.  Por eso los responsables de Recursos Humanos son estratégicos en los proyectos de transformación, porque introducen a las personas como un factor clave donde tradicionalmente se prioriza la nueva tecnología o plataforma a implantar.

¿Por qué invertir en los responsables de RRHH?

En los proyectos transformacionales no deberíamos dejar todo el peso a las tecnologías ya que estas están llegando constantemente. Lo que sí permanece, y ahora más que nunca, es la necesidad de saber gestionar los cambios para que las personas y sus talentos se adapten, contribuyan y estén motivadas durante todo el proceso de la transformación en la organización.

¿Cuál es el departamento, la división o la responsabilidad ligada a las personas, que las conoce y tiene las herramientas para organizar e impulsar formas de trabajo más colaborativo, entre otras potencialidades? es Recursos Humanos o el nombre designado a esta función en la organización. Son los responsables de RRHH los que sin ser tecnólogos deben y pueden estar involucrados en los proyectos de transformación para contribuir en el desarrollo de las iniciativas de cambio. 

Decidir ser Agente de cambio en tu organización en el entorno de la Transformación digital y por qué no también en la propia carrera profesional es una decisión de inversión sabia y acertada hoy en día. Estamos viendo el aluvión de tecnologías y formas de trabajar que está viniendo con fuerza, y hace falta actuar. 

Formarse para ejercer el rol de Agente del cambio en la Transformación digital es la clave para que internamente la organización pueda desarrollar con éxito los cambios necesarios que los clientes, los competidores y el mercado demandan. Al mismo tiempo nos convertimos en profesionales más valioso; sabemos cómo llevar a cabo los cambios deseados siendo imprescindibles; y contribuimos en los procesos de progreso que impulse la organización directamente o perteneciendo a los comités de proyectos de transformación. 

La necesidad de equilibrar las fuerzas para que no nos aplaste

Estudiamos en la asignatura de física que toda fuerza o acción en un sentido tiene otra igual en sentido contrario. Pero como es fácil que no nos acordemos, entonces todos conocemos que pasa en la práctica. 

¿Cuál es nuestra re-acción automática cuando alguien nos empuja?. Tenemos dos opciones: dar un paso atrás o tener que aguantar (absorber) el golpe. Aquí no hablamos de la opción de devolverlo porque esta sería una sobre-actuación, añadida y voluntaria a las otras dos, y también poco cívica. 

Esta realidad que vemos a diario y que responde a un principio de la física concretamente la tercera ley de Newton de acción y reacción. Esta nos muestra que cada acción necesita una reacción igual y opuesta. Te pongo otro ejemplo, imagínate que necesitas empujar una mesa pesada, por lo tanto tú sabes que vas a necesitar hacer una fuerza proporcional para así moverla, Esta acción se te complicará si el suelo es rugoso, deslizante o con moqueta, por lo tanto el clima laboral o la circunstancia en que estáis puede ayudar o dificultar.  ¿Me sigues, verdad?. 

Pues ahora la Transformación digital está ejerciendo una fuerza exterior sobre las organizaciones que las está empujando a reaccionar en la misma proporción si es que no quieren “implosionar” o sufrir un aplastamiento. 

Pocas organizaciones implantan cambios por voluntad propia, o  sin la presión de las necesidades del mercado o de las nuevas demandas de los clientes o los envites de la competencia. Las organizaciones cambian porque están empujadas a ello, lo necesitan. Entonces aprietan el acelerador para ejercer una fuerza desde el interior de la organización. 

La necesidad de la Transformación digital es un claro y vigente ejemplo de fuerza externa que empuja a la organización a que ejecute acciones concretas. Como conducir las resistencias al cambio, adaptarse a nuevas formas de trabajar o automatizar procesos para adaptarse a la nueva situación. De ahí la importancia de equilibrar la fuerza externa que la Transformación digital ejerce sobre la organización y con la fuerza o acción interna que la organización tiene que accionar para seguir en pie y no ser aplastada. Por lo tanto, el no gestionar el cambio no es un lujo u opción que nos podamos permitir como organización.

En los últimos tres años se ha dado un acelerón entorno a la Transformación digital. En todo caso, cada organización según el sector o el mercado donde se mueva recibirá una presión mayor o menor para impulsar proyectos de transformación con más celeridad o menor fuerza para actuar. Igualmente, en lo que todos estamos de acuerdo es que las organizaciones están recibiendo constantemente el mensaje para adaptarse a las tecnologías y aprovechar las oportunidades que ofrecen sobre nuevas formas de trabajar u organizarse mucho más colaborativas. Es una fuerza real que moviliza.

Encontrar la llave maestra que permite que las otras puertas se abran: Las personas

En todos los procesos de Transformación digital la llave maestra y común es una: La Personas. Las personas son la llave que permite que todas las otras puertas abran. 

¿Qué quiero decir con esta afirmación tan rotunda? que el factor clave para un proceso de cambio en la Transformación digital exitosa es tener en cuenta en la ecuación a las personas como una variable crucial desde el principio. 

Así ganamos por doble motivo: 

  • por la motivación y conocimiento que incorporan las personas
  • por la disminución de tiempo, de errores o barreras que aparecen en el trabajo durante todo el proceso de cambio.

Hay diversos estudios, uno de los más extendidos es de Mckinsey Digital que afirma que el 85% de las empresas que inicia un proceso de Transformación digital, acaban fracasando. 

Hay diversos motivos que justifican el fracaso tan elevado de los procesos de Transformación digital. Los podemos agrupar en dos:

  1. La parte “soft” que es la que implica toda gestión del cambio, la formación/capacitación, etc. Si la organización no lo tiene bien atado entonces multiplica por más de cuatro la probabilidad de fracaso. 
  2. La dependencia tecnológica. Si la organización está  literalmente “condenado-atado” poco puede hacer. 

Por lo tanto, dentro de esa parte soft está la resistencia al cambio. El saber cómo superarla, desarmarla y manejarla como Agente del cambio es productivo y me atrevo a decir que es vital.

En mi experiencia y es larga, esto también depende de cómo se defina el éxito de la transformación. Para mí la transformación es exitosa si transforma la forma de observar el entorno y la perspectiva de adaptarse a los cambios como “algo” continuo. 

La transformación es exitosa si transforma la forma de observar el entorno y la perspectiva de adaptarse a los cambios como “algo” continuo. 

La transformación es exitosa si transforma la forma de observar el entorno y la perspectiva de adaptarse a los cambios como “algo” continuo. 

Lo único que puedes transformar en una organización es la forma en la que los colaboradores, equipos y empleados trabajan para que aporten su valor, su conocimiento y la práctica. Para ello es necesario compromiso, motivación e implicación, así la organización podrá ofrecer servicios y productos de calidad y sostenibles en el tiempo.

Para ofrecer servicios y productos de calidad y sostenibles en el tiempo necesitas compromiso, motivación e implicación de las personas.

La negativa de los de arriba

Cuando alguno de arriba, jefes, piensan que el tiempo de formación de un responsable de RRHH no es una inversión, sino que es tiempo perdido en la realización de las tareas, eso es algo negativo para la organización al no apoyar la gestión interna del cambio en la Transformación digital. Si la respuesta es que no es posible o no es necesario realizar una formación adicional o por el desembolso económico entonces es cuando claramente necesitamos poner en valor las nuevas formas de adquirir conocimientos como los formatos de comunicación online con personas expertas y con sistemas de seguimiento para hacer consultas y adquirir conocimiento en un plazo más amplio para integrarlo con el trabajo. 

Recordemos, las tecnologías están llegando más rápido que nuestra capacidad lineal de aprendizaje por ello es valiosísimo saber qué produce el cambio en nosotros, en las personas y en los equipos para adaptarse. En caso contrario, la organización no lo conseguirá por el excesivo esfuerzo y desgaste que tendrá que emplear; eso creará una memoria difícil de borrar a futuro para el  siguiente envite.

Seguramente, conocemos amigos o familiares que viven estas objeciones a invertir en formación en su organización, incluso nosotros mismos podemos estar inmersos en esta situación de necesitar poner en valor actualizarse con personas expertas en formatos actuales que faciliten el seguimiento. El retorno de la inversión es alto, beneficioso a corto y medio plazo porque contribuye favorablemente en la gestión del cambio en la Transformación digital para que sea un camino exitoso para la organización y con la mejora del compromiso de las personas. 

La importancia de la formación de los responsables de RRHH

Años atrás, los responsables de Recursos Humanos no necesitaron una actualización tan marcada como últimamente. Esto es debido a la irrupción de las tecnologías, por la aceleración de los cambios y la dificultad de discernir entre cambiar, sustituir o adaptar en la Transformación digital. De todas maneras es ahora cuando la necesidad es apremiante para que los responsables de RRHH sean los que gestionen el cambio de forma interna y desde la perspectiva de las personas con el rol de Agente del cambio dentro de las organizaciones. 

Las iniciativas de cambio exigen estar informados para adaptar conocimientos y aptitudes para aplicar la metodología y estrategias en la gestión del cambio. Estas sirven tanto para las presiones internas como las procedentes del exterior y además para responder una de las resistencias al cambio que más se olvidan superar en la transformación digital:  WIIFM. Significa What’s in it for me? ¿qué hay para mí en todo esto?. Permite mejorar el resultado de la proyección profesional, acrecentar su valor y su compromiso dentro de la organización de las personas implicadas.

No resulta sencillo trabajar y formarse al mismo tiempo, nunca lo ha sido, pero en la actualidad es más complicado compaginar las dos tareas. Esto se debe a que lo habitual es tener jornadas laborales largas, siempre estando conectados y con un elevado volumen de trabajo que requiere respuesta inmediata. Por eso, hay que buscar formatos que faciliten invertir en formación tanto por la flexibilidad horaria, asíncrono, como por flexibilidad del formato que permita seguir adquiriendo los conocimientos concretos, las metodologías reales y de forma acompañada al aplicar un plan de acción.

Formarse como Agente del cambio y aplicar el efecto multiplicador en otros

Formarse como agente del cambio en la Transformación digital es la decisión de invertir en leer sobre experiencias de proyectos de cambio, en participar en sesiones donde recopilar los factores claves para el éxito, en conversar con los expertos/as para resolver las dudas, en seguir las ponencias en los congresos para escuchar a los mejores y estar al día de las tendencias. 

El efecto multiplicador en esencia se produce cuando lo aprendido se expande para que otros lo apliquen y a su vez lo expliquen a otros.

De la misma manera, un Agente del cambio en la Transformación digital dentro de la organización tiene un impacto enorme en otros. ¿Por qué?  porque al no requerir ser experto en la tecnología a implantar entonces el valor que aporta está vinculado a cómo facilitar la adaptación de “otros” a esa tecnología que la van a utilizar. Es una clara ventaja multiplicadora, constante y en cascada que se le suma la marcada transversalidad dentro de toda la organización porque la metodología de gestión del cambio es independiente de la tecnología o la iniciativa del cambio a implantar. 

Es así porque en muchos casos el Agente del cambio explica, enseña y acompaña a otros responsables de la organización que sí están directamente implicados en la nueva tecnología a implantar. 

El Agente del cambio explica, enseña y acompaña a otros responsables de la organización que sí están directamente implicados en la nueva tecnología a implantar. 

¿Cuál es el efecto multiplicador? :

  • La capacidad de transmitir cómo impacta el cambio, cómo  aplicar la metodología o plan de acción, y a guiar cómo superar las resistencias para potenciar el compromiso de las personas; y todo esto introducido desde el inicio del proyecto o iniciativa de cambio. 
  • El impacto en la cultura de la organización y en las nuevas formas de trabajar que contribuye a la transformación de la organización de la era industrial a la actualidad. 

Como responsables de RRHH conoces los beneficios de estar más capacitados porque invertir y formarse en funciones que multipliquen la calidad y la eficiencia en el trabajo refresca el interés en él. No solo lo renueva sino también impacta en la motivación, el compromiso y la satisfacción de las personas.

Hay un dilema contundente en relación con aflorar el talento existente y captar de nuevo en la Transformación digital. Se dirime entre ¿cuál es el riesgo mayor? formar a los trabajadores (incluido responsables, directores) y que estos se marchen, o que no se formen y se queden. 

¿Cuál es el riesgo mayor? formar a los trabajadores (incluido responsables, directores) y que estos se marchen, o que no se formen y se queden. 

Los 4 motores que consiguen la total atención de las organizaciones

Toda organización contrata o escucha lo que responde a uno de estos 4 motores:

  • Ayuda a vender más
  • Reduce el tiempo para alcanzar un resultado
  • Reduce los costes para conseguirlo
  • Aporta valor para el cliente, el trabajador, el mercado y la organización (stakeholders)

Cuando contestes a tu organización en el rol de Agente del cambio de la Transformación digital desde la perspectiva de las personas en alguno de estos 4 motores tu objetivo está asegurado. Te avanzo que no solo conseguirás los recursos para la formación o que te contraten si es tu objetivo, si no también conseguirás los fondos para desarrollar las iniciativas de cambio o tu participación directa en los comités o equipos de proyectos de transformación de forma inmediata.

No dudes en utilizar todos los argumentos aportados en este artículo junto tu propia experiencia laboral-personal. 

La presión que la Transformación digital está ejerciendo en las organizaciones es una realidad y requieren seguir las vías de avance y solución. Es necesario invertir y lo sabes.

Has analizado cómo impacta tu trabajo en estos 4 motores. ¿Me dejas un comentario con tu experiencia y reflexión?  o ¿todavía tienes dudas? estoy al otro lado para responderte.

Teresa Garriga

¡Si has llegado hasta aquí, utiliza lo aprendido y comparte este artículo!

1 comentario en “¿Por qué RRHH es tan importante en la Transformación digital? La necesidad de invertir.”

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS
Responsable: Teresa Garriga(teresagarriga.com)
Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios.
Legitimación: Consentimiento del interesado.
DESTINATARIOS: No se cederán a terceros salvo obligación legal.
DERECHOS: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail: info@teresagarriga.com.
INFORMACIÓN ADICIONAL: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos aquí.

Descarga la guía + plantilla para la Transformación digital de tu empresa y lanzarte como Agente del cambio en tu organización.

Ir arriba